Estrés Escolar

“¿TE PARECE que tus padres simplemente no entienden la tremenda presión que soportas en la escuela? Quizás te digan que tú no tienes que pagar una hipoteca ni alimentar a una familia ni complacer a un patrón; pero es probable que sientas tanta presión como ellos, o más.

Solo ir y volver de la escuela ya puede ser estresante. “Muchas veces estallaban peleas en el autobús escolar—cuenta Tara, de Estados Unidos—. El conductor se detenía, y todos teníamos que bajarnos y esperar como mínimo media hora.”

¿Desaparece el estrés cuando llegas a clase? Para nada.

Estrés causado por los profesores.

“Mis profesores quieren que sobresalga y que saque las mejores notas posibles. Me siento muy presionada para conseguir su aprobación.” (Sandra, de Fiji.)

“¿Cómo te afecta el estrés causado por los profesores?

Estrés causado por los compañeros.

“En la secundaria, los muchachos tienen más libertad y son más rebeldes. Si no te unes a ellos, piensan que no estás en la onda.” (Kevin, de Estados Unidos.)

¿Cómo te afecta el estrés causado por los compañeros?

Otros factores estresantes.

Los exámenes
Las tareas
Las expectativas de tus padres
Tus propias expectativas
Otros

Cinco pasos para reducir el estrés

Siendo realistas, es imposible esperar que termines tus estudios sin ningún tipo de estrés. Claro, el estrés excesivo agobia. El sabio rey Salomón escribió: “La mera opresión puede hacer que un sabio se porte como loco” (Eclesiastés 7:7). Pero no tienes por qué dejar que la presión te enloquezca. La clave está en aprender a lidiar con ella.

Muchacho  levantando pesasManejar el estrés es como levantar pesas: te fortalecerás si lo haces bien
Para hacerlo bien, el atleta debe prepararse antes, alzar las pesas correctamente y no levantar más peso del debido. Si sigue estas recomendaciones, desarrollará su musculatura sin lastimarse; si no, corre el riesgo de sufrir desgarros musculares o fracturarse un hueso.

Del mismo modo, tú puedes controlar el estrés y salir adelante sin lastimarte. ¿Cómo? Sigue estos pasos.

Determina las causas. Pero no podrás ocultarte del estrés severo, o evitarlo, a menos que determines primero a qué se debe. Así que repasa lo que escribiste antes. ¿Qué es lo que más estrés te produce?

No lo dejes para después. Son pocos los problemas que se resuelven ignorándolos; al contrario, se agravan y generan más estrés.

5. Pide ayuda. Hasta el levantador de pesas más fuerte tiene sus límites, y tú también los tienes.

¿Estrés bueno?

Por raro que parezca, el hecho de que sientas cierto grado de estrés es bueno. ¿En qué sentido? Puede ser un indicador de que eres una persona diligente y de que tu conciencia no se ha vuelto vaga.


* Se han cambiado algunos nombres.

http://www.watchtower.org/s/200809a/article_01.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s