¿Qué es eso?

“ESCUCHA a tu padre, que causó tu nacimiento, y no desprecies a tu madre simplemente porque ha envejecido”. (Proverbios 23:22) Debemos agradecer siempre  los años de amor, trabajo y cuidado que nuestros padres nos han dedicado. Un modo de hacerlo es reconociendo que, como todo el mundo, los padres necesitan que se les ame y conforte, y a menudo con más premura. Como todos nosotros, necesitan sentir que se les valora. Necesitan sentir que su vida vale la pena.

Contribuyó Tia Silvia desde Argentina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s